Novedades y consejos para empresas y profesionales

Con la llegada del verano, nos lanzamos de cabeza a la calle para disfrutar del buen tiempo, del radiante sol durante el día y de la buena temperatura por la noche. Sin embargo, no debemos olvidar un factor muy presente en esta época del año: la radiación solar.

A diferencia de lo que comúnmente se piensa, la presencia del sol en verano es continua. No solo debes protegerte en situaciones de radiación extrema, como en la playa o en la montaña. Debes proteger tu piel diariamente para prevenir los efectos negativos de la radiación solar, tales como el envejecimiento prematuro de la piel o las quemaduras, entre otros trastornos cutáneos.

Para que el sol no te pille desprevenido, te dejamos unos consejos y una selección de protectores solares para que solo tengas que preocuparte de disfrutar del verano.

protectores solaresConsejos para protegerse del sol

A parte de usar protector solar, el consejo principal y también el más conocido, es reducir la exposición solar durante las horas de radiación fuerte (de 10 de la mañana a 16 de la tarde aproximadamente). No obstante, te ofrecemos otros consejos para protegerte del sol:

    • Usa sombreros, preferiblemente de ala ancha, gorras de béisbol, gafas de sol
    • Bebe gran cantidad de agua. ¡Hidrata tu cuerpo tanto por fuera como por dentro! Con el calor, el organismo pierde más líquido, por eso debes beber más agua y/o zumos de frutas naturales. Consejo: aprovecha para preparar batidos de frutas y verduras de temporada, tienen una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes.
    • No olvides hidratar tu piel después de estar expuesto al sol. El aloe vera es un gran aliado para aliviar y regenerar la piel.

¡No olvides proteger tu piel durante los días nublados y aplicar el protector solar cada 2 horas aunque sea de factor de protección alto!

protector solarTipos de protectores solares

Actualmente, existe una gran variedad de protectores solares, por lo tanto no hay excusa para encontrar el que mejor se adapte a ti.

  • Protectores solares en formato crema o loción. Se trata del formato tradicional, son ideales para aplicarlos diariamente como rutina después de la ducha.
  • Protectores solares en spray. Son más ligeros y fáciles de usar que los tradicionales, además son perfectos para cuando estás en la playa o la montaña.
  • Protectores solares con potenciador del bronceado. Normalmente se encuentran en formato spray y pueden incluir aceites esenciales para ayudar al bronceado.
  • Protectores solares faciales. Para la cara y los labios. No hay que olvidar lo importante que es mantener protegidas estas zonas.
  • Protectores solares para niños. Suelen ser de fácil aplicación y resistentes al agua.

Si sigues estos consejos estarás protegido las 24 horas del día y tu única preocupación será disfrutar al máximo del verano. ¿A qué esperas para probarlos?

Temas relacionados: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *