Novedades y consejos para empresas y profesionales

Los toldos se han convertido en un imprescindible para muchos negocios. ¡Los clientes no quieren pasar calor en verano ni mojarse en otoño!

Gracias a sus numerosas ventajas, los toldos son uno de los productos que no pueden faltar en tu negocio. Sin embargo, es necesario escoger con cuidado el que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Quieres resguardar del sol y de la lluvia tu escaparate? ¿Tu restaurante tiene terraza y quieres utilizarla en verano? ¡Aquí encontrarás varios modelos!

toldos

Lo primero que tienes que tener en cuenta es la línea y la proyección. La línea es el ancho en paralelo a la pared, y la proyección es el despliegue del toldo abierto. Es importante que calcules bien las medidas, para asegurarte que el toldo te proporcionará la sombra adecuada.

Modelos de toldos

  • Toldo articulado: quizá el toldo más conocido. Ideal si tu negocio tiene un escaparate y quieres cubrirlo del sol y la lluvia para que los posibles clientes puedan mirar el contenido.
  • Toldo de capota: suelen ponerse en la entrada de los negocios o pequeñas ventanas. Son más estéticos que los demás modelos aunque menos funcionales. Debes tener en cuenta que este tipo de toldos pueden ser fijos o móviles.
  • Marquesina: disponibles en muchos tamaños, pueden tener o no laterales. Funcionan de forma independiente, por lo que son perfectas para terrazas o espacios en el exterior. Dependiendo del modelo, pueden servir como resguardo contra la lluvia y viento.
  • Toldo doble: una buena opción para restaurantes con terraza exterior ya que funcionan de forma independiente, no se fijan en ninguna fachada. Además, son modelos más elegantes que las marquesinas y una sola pieza cubre grandes espacios.
  • Pérgolas: siguiendo en la línea de modelos elegantes, las pérgolas también son ideales para las terrazas de restaurantes. Pueden estar unidas a una fachada o funcionar de forma independiente, cubren grandes espacios y también pueden resguardar de la lluvia dependiendo del tejido que escogas.

Tipos de tela

Es importante que escojas bien el tipo de tela porque de ella dependerá el porcentaje de aislamiento térmico, así como la resistencia a factores externos. ¡El color también es muy importante! Si se va a instalar el toldo en una terraza muy soleada, los tonos frescos pero intensos, como el verde, funcionan de maravilla, ya que bloquean la excesiva luminosidad, protegiendo la vista sin oscurecer demasiado el ambiente. La gama del blanco, crema y amarillo sólo se aconseja en caso de lugares muy sombríos.

  • Acrílica: filtra el 80% de los rayos UVA  y tiene una gran resistencia al viento, lluvia y desgarros y durabilidad de los colores.
  • Microperforada: filtra el 94% de los rayos UVA y tiene una buena ventilación. Gran durabilidad del tejido y los colores de este.
  • Poliéster: La durabilidad y resistencia es menor pero resulta más económica que las anteriores.

Consejo: para mayor durabilidad, recoge el toldo en días de lluvia o cuando haga mucho viento. Límpialo regularmente para eliminar el polvo sacudiéndolo o utilizando jabón neutro, nunca productos químicos y abrasivos. Recógelo siempre seco. Es importante que si está mojado lo seques bien al sol antes de plegarlo, ya que si conserva la humedad se propiciará la formación de manchas o moho.

Ventajas

Los toldos te permiten aprovechar espacios abiertos en verano para que tus clientes se sientan más a gusto en el exterior. Tienen la función de proteger de los rayos UVA y bajar la luminosidad, hay modelos que también funcionan como un resguardo contra la lluvia.

También puedes personalizar los modelos poniendo el logo y los colores de tu empresa.

 

Temas relacionados: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *